Noticias

GUARDAPARQUE ENCUENTRA UN TATÚ O PELUDO BEBÉ QUE SE SALVÓ DE SER ATROPELLADO, PERO SU MADRE MURIÓ

GUARDAPARQUE ENCUENTRA UN TATÚ O PELUDO BEBÉ QUE SE SALVÓ DE SER ATROPELLADO, PERO SU MADRE MURIÓ
Un guardaparque provincial que circulaba con su vehículo en jurisdicción del Parque Provincial Puerto Península, observó que cerca de un animal muerto en la banquina algo se movía. Al acercarse, observó que una cría de Tatú-poyú o peludo (Euphractus sexcinctus) se alejaba y volvía al cuerpo inerte de su madre. Rápidamente lo trasladó a nuestro refugio, donde observamos que se encontraba en perfecto estado de salud y se procedió a alimentarlo para comenzar la crianza del pequeño.
Esta especie es común y habitual en nuestra provincia, recibe varios nombres con el que se lo conoce. Tatú-bayo, Quirquincho, Tatú-peludo y otros nombres de acuerdo a cada región donde vive. Suele encontrárselo en los bordes de los caminos, zonas pobladas o áreas modificadas, bordes de selva, campos. Por su costumbre de comer animales en descomposición no sufre una persecución directa por parte del hombre . Sin embargo es omnívoro y consume pequeños vertebrados, frutas, tubérculos, cereales y casi todo aquello que con su hocico remueva y pueda determinar como comestible. Vive en cuevas profundas que cava con mucha facilidad.
Es otra de las especies atropelladas en las rutas problema de nuestra región.